MIKTA: México, un enfoque multilateral

El multilateralismo se ha diseñado con base en la planeación y desarrollo de proyectos e iniciativas globales en un medio positivo, en su gran mayoría, y es a través de los cuales los Estados acompañados de las organizaciones no gubernamentales y de la sociedad civil, usan para generar acciones en común, llegar a acuerdos colectivos fundamentados en reglas y operaciones internacionales.

La tradición multilateral e histórica de México se ha desarrollado como un fragmento importante de la diplomacia activa, es a partir de la creación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que la Política Exterior mexicana ante los constantes cambios del Sistema Internacional, generó consensos y avances en temas tan relevantes como la no proliferación de las armas nucleares, operaciones para el mantenimiento de la paz, la migración, el control de drogas y de armas, y sobre todo en la defensa de los Derechos Humanos.

México, a través de la perspectiva de desarrollo social, gobernanza global y un futuro sostenible, ha aportado actualmente en diverso foros – en los que se busca liderar nuevos enfoques multidimensionales y niveles de acción multipolar – doctrinas sobre tópicos como el cambio climático, los refugiados, el ciberespacio, las crisis económicas, los ataques terroristas o las intervenciones de las potencias hegemónicas en diversos territorios del planeta y ahora, particularmente, sobre la emergencia sanitaria generada por el virus SARS-CoV-2 (COVID-19).

Es en el marco de las Reuniones del 68° período de sesiones de la Asamblea General de la ONU, que se desarrolla la Primera Reunión de Ministros de este grupo informal innovador en la ciudad de Nueva York, EE.UU., el 25 de septiembre de 2013, con la participación de los Ministros de Relaciones Exteriores de México, Indonesia, República de Corea, Turquía y Australia (MIKTA, por sus siglas en inglés), logrando la conformación y plan de trabajo del grupo dentro de una estructura organizacional flexible.

MIKTA tiene como visión ser “un espacio informal que busca fomentar la colaboración entre sus cinco miembros y contribuir, mediante el diálogo, a atender los grandes retos globales. Los países miembros…tienen una presencia significativa en el escenario internacional, son actores regionales significativos y comparten su pertenencia a los foros multilaterales más importantes, incluido el G20. Son economías abiertas y dinámicas que representan, en conjunto, cerca del 7% del Producto Interno Bruto global”.

Por otra parte, su objetivo fundamental es “fortalecer los vínculos bilaterales entre sus miembros, así como impulsar la cooperación y promover la coordinación en temas globales de interés común. Debe subrayarse que los intercambios en el seno del espacio MIKTA son informales, flexibles y se basan en temas específicos, porque no hay un deseo de crear una estructura pesada…con una agenda rígida…sus miembros han llegado a un consenso amplio (primeramente) en temas como la amenaza nuclear norcoreana, el derribo del vuelo MH17 de Malaysia Airlines y la crisis del ébola y sus repercusiones para la salud global”.

Cabe destacar que su presidencia es rotativa y en sus reuniones de ministros tocan diversos temas, dentro de los que han destacado: la Gobernanza internacional de la energía y acceso a la energía, Contra – terrorismo y Seguridad, Construcción de Paz, Comercio y Economía, Igualdad de Género, Buen gobierno y Desarrollo Sostenible, abonando siempre al desarrollo de la diplomacia con enfoque de soft power y con visión en el desarrollo sustentable.

México asumió la coordinación anual de MIKTA en 2019, “la iniciativa mexicana destacó por su contenido social, enfoque de inclusión y compromiso con el multilateralismo a partir de tres pilares: la cooperación económica y turística para el desarrollo social; el fortalecimiento del sistema multilateral; y un futuro sostenible mediante la implementación de la Agenda 2030”.

Cabe destacar que Corea del Sur, es el actual coordinador anual, tomo la dirección en el marco de la Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores que se llevó a cabo en la Ciudad de México, en febrero de 2020, resaltando su interés común en fortalecer el multilateralismo, apoyar los esfuerzos globales dirigidos hacia la estabilidad y la prosperidad, facilitar soluciones pragmáticas y creativas para problemas regionales y globales, y hacer reformas muy necesarias en las estructuras de la gobernanza global.

Por último, la noticia más reciente de este grupo innovador fue la realización de la “17ª reunión de ministros de Relaciones Exteriores de MIKTA que se llevó a cabo por videoconferencia, el pasado 16 de julio de 2020, en donde acordaron mantener una interlocución estrecha en foros multilaterales y contribuir al fortalecimiento del sistema internacional abierto y basado en reglas. Adoptaron una Declaración Conjunta reconociendo la importancia de la elección de miembros de MIKTA a diversos órganos de Naciones Unidas, incluyendo las de México como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU para el bienio 2021 – 2022 y del Consejo Económico y Social para el período 2021 – 2023”.

Dentro de su impacto mundial la política exterior mexicana y su enfoque multilateral han permitido que las relaciones con actores y organismos internacionales agreguen un valor destacado en el avance de la sociedad mexicana y por ende, como muestra de reciprocidad con los pueblos amigos, México comparte su basta historia y trayectoria diplomática con piezas al engranaje internacional para formar jurisprudencia dentro de la cual se han construido momento trascendentales de la sociedad mundial, y dentro de los cuales se edifica la participación activa dentro de los mecanismos de la ONU, con el apoyo de sus socios comerciales y aliados multilaterales.

En conclusión, MIKTA es una plataforma para el diálogo, una expresión de diplomacia innovativa sugieren los expertos, dentro de la cual se evita operar bajo la presión del consenso; los representantes mexicanos ante esta instancia flexible aseguran que la mejor manera de hacerlo es unirse a la tendencia preexistente de crear y mantener foros informales de este tipo que se basan exclusivamente en la voluntad política de sus miembros como lo han sido BRICS o CIVETS.

El economista Jim O’Neill, generó el acrónimo BRICS, dentro del cual se desarrolló esta idea de unir varias regiones con similitudes que tuvieran ideales de desarrollo sostenido en común y que están diseñados específicamente para intercambiar puntos de vista de manera regular, con el fin de encontrar cómo hacer frente a los retos actuales de manera colectiva, con estructuras más o menos formales, generando un ente de grandes expectativas y contrapesos; dicho sea de paso, México ha sido contemplado para ser invitado debido a su proyección hacia 2050, como potencia media, por lo que en su andar por el multilateralismo dentro de estructuras rígidas o no, nuestra nación dará muestra de cómo generar consensos con sus doctrinas hacia un mundo cada vez más complejo que nos toca desarrollar sustentablemente en nuestro andar.


Jonathan Hernández Gallardo

Internacionalista por la Universidad Nacional Autónoma de México. Especialista en política, negocios y comercio Internacionales

@jonhgallardo

A %d blogueros les gusta esto: