Dreamers: la continuidad temporal de DACA

El Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), seguirá vigente temporalmente gracias al bloqueo que la Corte Suprema de Estados Unidos (EE.UU.), ejerció el pasado 18 de junio de 2020, contra el plan que pretendía dejar sin protección a más de 700.000 Dreamers o Soñadores, como parte de la estrategia migratoria propuesta por la Administración del actual Presidente estadounidense. Este programa protege a quienes llegaron al territorio con un status migratorio no regular cuando aún eran niños y con base en la medida temporal que lanzó el ex Presidente Barack Obama en 2012, pudieron obtener beneficios federales como permisos temporales de trabajo, acceso a un seguro social, seguro médico y permanecer en EE.UU., sin el riesgo de ser deportados.

Dicha decisión de la Corte Suprema se fundamentó en que la petición presidencial estuvo mal abordada, fracasó en no considerar el impacto que tendría el eliminar el programa y solo priorizar que se extralimitaba en su aplicación, de esta forma el fallo de los jueces no se enfocó en sí sobre la decisión de eliminarlo o no y la importancia estuvo en la hermenéutica jurídica que aplicaron, pues su continuación no constituye un peligro para la seguridad nacional o migratoria en EE.UU., como fue expuesto; el voto decisivo para su permanencia fue otorgado por el presidente de la Corte John G. Roberts Jr., quien dio impulso a la noción de cuatro de los ocho jueces, los más liberales del tribunal.

Por su parte, el Secretario Adjunto del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), Chad F. Wolf, opinó tras la decisión de la Corte que DACA, insignia de la era Obama, ofrece amnistía de deportación para los Dreamers de forma ilegal y DHS intentará de nuevo cancelarlo. Por otra parte, confirmó que los permisos pueden ser renovados vía los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EE.UU. (USCIS, por sus siglas en inglés), tras estos tres años de disputas por terminar el programa, mientras su equipo reformula la petición, la cual sea de paso resaltar, tratará de no violar de nuevo la Ley de Procedimientos Administrativos (APA, por sus siglas en inglés), con el fin de conseguir su eliminación.

DACA fue creado durante el mandato presidencial de Barack Obama, Demócrata y primer mandatario afrodescendiente, que tras la firma de una orden ejecutiva y con el respaldo de su equipo, principalmente de Janet Napolitano, ex Secretaria de Seguridad Nacional, daba el anuncio de su inicio el 15 de junio de 2012. Los antecedentes se remontan a la presentación de la Ley DREAM (Dream Act) en 2001 – la cual pretendía otorgar una vía para la ciudadanía estadounidense y protección contra la deportación – y que en más de una década de negociación no fue aprobada; se logró después de intensos debates sentar este precedente histórico para las minorías extranjeras, sobre todo para la mexicana que tiene como respaldo a más del 80% de los beneficiarios del mismo.

El impacto positivo de la continuidad temporal del programa para quienes llegaron a EE.UU. desde Asia, Centro y Sudamérica, el Caribe y México en su infancia – o antes de cumplir 16 años en el 2012 – se refleja en la posibilidad de permanecer con una vida normal en la medida de lo posible; actualmente los Dreamers desempeñan trabajos esenciales diversos, cuentan con estudios superiores y son bilingües en su mayoría, pagan millones de dólares de impuestos al año y lo más importante se desenvuelven socialmente dentro de la formalidad, contando con una edad promedio que oscila de los 25 a los 30 años y quienes tienen fuertes raíces en esta tierra, muchos con hijos nacidos ya como ciudadanos estadounidenses.

Con la llegada de Donald J. Trump a la presidencia y la vuelta de los republicanos dominando el Senado se volcó la atención al tema migratorio que había sido tan anunciado en su campaña de elección en el 2016, avivando vientos xenófobos en el tema, con una visión totalmente nacionalista, aplicando la ideología determinante de méritos que considera que para tener mejores prospectos de ciudadanos hay que elegir a migrantes legales cualificados, sobre cualquier otro, y sin importar la urgente unificación familiar de quienes por no tener una situación legal regular puedan ser retornados a su países de origen –cabe resaltar que la gran mayoría de los beneficiarios llevan más de la mitad de su vida viviendo insertos en la sociedad estadounidense–.

El tema que censura constantemente el Presidente Trump es la toma de empleos por parte de los Dreamers, que desde su perspectiva deberían ser utilizados para y por ciudadanos o residentes permanentes solo por el hecho de su situación legal, dejando de lado que ellos por el simple hecho de vivir en este territorio cuentan con derechos humanos y civiles, además que no son responsables directos de generar la asimétrica situación social mundial y de la falta de oportunidades económicas de las últimas décadas en sus países de origen, que derivaron en los flujos masivos hacia EE.UU.,  que los llevaron en busca de una mejor calidad de vida.

Como parte de su actual campaña presidencial para su posible reelección en este año, Donald J. Trump, promueve nuevamente la desaparición del programa y asegura que el revés de la Corte Suprema no lo detendrá en su objetivo de reformar la inmigración de EE.UU., acabando con la migración no legal y prometiendo que vendrán cosas buenas para los Dreamers después del fin de DACA, dejando como interpretación un doble mensaje, el primero nada alentador a los beneficiarios y del cual se descifra el segundo, complacer a su base electoral formada principalmente por blancos, anglosajones y protestantes (WASP, por sus siglas en inglés), –con  tintes raciales– y de quienes destaca el dato tienen un nivel de educación máxima equiparable al de preparatoria.

A manera de conclusión, el contexto actual en los ámbitos político, económico y social en esta nación son convulsos debido, primero al confinamiento que se generó por la pandemia del SARS-COV-2, desde marzo de este año y del cual hay más de 125 000 lamentables defunciones y más de 2.5 millones de infectados por COVID-19, segundo, después del asesinato de George Floyd un afrodescendiente víctima de la brutalidad policiaca en Minnesota, se desencadenó una serie de protestas masivas en contra de la xenofobia que impera como parte importante de la historia racista de este país, en donde actualmente afrodescendientes y latinos son los más criminalizados.

En respuesta a este hecho surge el movimiento Black Lives Matter, que aglutina parte de la rabia social de las minorías (afrodescendiente es la central) y que tras benéficas expresiones organizadas de la juventud en muchos estados se logró una Reforma Policial firmada por el Presidente Trump, la cual limita el uso excesivo de la fuerza en detenciones por cuerpos policiacos. Dicho movimiento tuvo un auge en muchos países alrededor del mundo y como tal tiene un impacto interno también en decisiones como la de la Corte Suprema en apoyo a otras minorías como los Dreamers, quienes sufren del impacto xenófobo.

En lo económico la pandemia ha generado caídas abruptas de los índices de Wall Street, que a su vez generan desconfianza entre los votantes estadounidenses, quienes, al percibir su economía familiar dañada cada vez más, evalúan con bastante desacierto la forma en la que la Administración Federal ha manejado estos temas sensibles, en los que las cifras hablan por sí solas; a fines del mes de junio hay más de 47.2 millones de desempleados según estadística del Departamento del Trabajo. Como medida para contrarrestar las pérdidas laborales se dejarán de emitir ciertos tipos de visas a extranjeros por el resto del año, con el objetivo de tomar esos puestos de trabajos para los ciudadanos.

Otro golpe a la migración que se asesta, es por parte de la Corte Suprema de EE.UU., que determinó que la Administración de Trump puede deportar a solicitantes de asilo sin permitirles presentar sus casos ante un Juez Federal; a su vez el Presidente estadounidense pide detener los efectos de Obamacare y en el marco del inicio de Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), se espera la posible visita del Presidente de México a Washington en un contexto de campaña electoral, para la inauguración formal del Tratado en comento – del que aún no se confirma asistencia del Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau – y de la cual se sugiere como pago de favores como el de la reducción en la cifra del recorte petrolero ante la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), por ejemplo.

Por último, si bien el retorno voluntario de mexicanos a casa, su país de origen va en aumento en la última década, se ve un escenario poco viable para que la totalidad o mayoría de los beneficiarios del programa DACA tomen la decisión propia de volver a México en el corto o mediano plazo, y ante la falta de una Reforma Migratoria integral en los EE.UU., el escenario aún está a su favor, ya que no se podrá usar como propaganda de campaña la terminación del Programa antes de noviembre de este año, como lo pretendía Gobierno Federal. Para México el panorama tampoco es halagüeño, ya que la pérdida de más de 17 millones de empleos informales a fines de 2020, y más de millón y medio formales que se proyectaron entre 2020 y 2021, por su parte el Fondo Monetario Internacional prevé que el Producto Interno Bruto (PIB) de México caiga 10.5% en 2020, por lo que conviene tener la mejor relación regional con América del Norte.


Jonathan Hernández Gallardo

Internacionalista por la Universidad Nacional Autónoma de México. Especialista en política, negocios y comercio Internacionales

@jonhgallardo

Publicado por CELAEI

Somos un Centro de Investigaciones Interdisciplinarias fundado en México, con vocación latinoamericanista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: