La diplomacia de las mascarillas

A finales del 2019, médicos de la provincia de Wuhan en China comenzaron a emitir reportes en donde anunciaban su preocupación por el surgimiento de un nuevo virus de características hasta entonces desconocidas que podía causar graves daños en el aparato respiratorio de aquellas personas que lo padecían; e incluso podía provocar la muerte. Sin embargo, aquellos reportes fueron censurados y los médicos obligados a retractarse de dichas aseveraciones por el gobierno de Xi Jinping que ya se ha caracterizado por tener mano firme contra las personas que se han atrevido a desafiar su régimen y la estabilidad del mismo.

Así, tras la aparición del virus SARS-CoV-2 y su rápida propagación por Europa y otros continentes, la atención internacional se volcó hacia China, particularmente la provincia de Wuhan, al considerarse este país como el epicentro de la epidemia mundial, así como a su líder, Xi Jinping, y la Organización Mundial de la Salud, por sus acciones controversiales respecto al manejo de la crisis que derivó en el escenario ya conocido.

Las preguntas, cada vez más incómodas para el régimen de Pekín, comenzaron a surgir ¿Por qué China decidió ocultar los primeros casos? ¿Se escondía algo respecto al origen del virus?

De esta forma y ante la ola de racismo que comenzaba a imperar en contra de las personas de origen chino en todo el mundo, el gigante asiático decidió hacer uso de su Soft Power implementando lo que los expertos han denominado como la diplomacia de las mascarillas, la cual consiste en el envío masivo de equipos, insumos médicos, asesorías, manuales de diagnóstico y tratamiento a los países que más lo requieren con la finalidad de limpiar su imagen a nivel internacional, pero también con la intención de posicionarse como un país clave para la recuperación en el mundo post-pandemia al extender su red de cooperación sur-sur. Otras naciones, por su parte, han sido rebasadas por la crisis interna, como es el caso de Estados Unidos, que de la mano de su presidente, Donald Trump, ha decidido apostar al unilateralismo y resaltar la idea del American first, cancelando el envío de material médico por parte de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID por sus siglas en inglés) hacia otros países argumentando que los americanos lo necesitaban más.

Así, en el último mes hemos sido testigos del envío masivo de equipo médico a países particularmente de América Latina, entre los cuales destacan México, Brasil y Venezuela, pero también algunos de la Unión Europea, toda vez que también ha sido superada por la crisis. En total, «el gigante asiático, ha enviado en estos meses distintos insumos médicos a más de 140 países y regiones, equipos de expertos médicos a 15 naciones…»

Por si fuera poco, la solidaridad china no se extiende únicamente a Estados, sino que también busca trascender a las organizaciones internacionales, como es el caso de la Organización Mundial de la Salud, a la cual destinó 30 millones de dólares adicionales luego de que EE.UU decidiera suspender de manera temporal sus fondos para dicha organización, aumentando su influencia política dentro de la misma, la cual ya había sido cuestionada de manera previa por su posición ante la problemática de Taiwán.

En efecto, “Chinese officials and their propaganda machinery are in high gear worldwide trying to paint the Chinese government as the solution to the problem, rather than one of the sources of it”, lo que parece dar buenos resultados, toda vez que muchos de los gobiernos de los países beneficiados han manifestado su agradecimiento y apoyo hacia al gobierno de Pekín, quien les ha ayudado a paliar la crisis. De ello dan cuenta, por ejemplo, casos como los del presidente de Serbia Aleksandar Vučić quien aseveró en una entrevista que «la solidaridad internacional no existe. La solidaridad europea no existe… es puro cuento. Los únicos que nos ayudan son nuestros amigos de la República China».

De esta manera, pareciera entonces que en el orden internacional impera un vacío de liderazgo y que China está dispuesto a ocuparlo, toda vez que Estados Unidos parece perder esa imagen de líder mundial la cual encontraba su base no sólo en el ámbito económico ni militar, sino también en el ideal que giraba en torno a esa nación poderosa capaz de encontrar una salida en los escenarios más adversos para la humanidad, es decir en «la legitimidad que fluye de la gobernanza interna [..], la provisión de bienes públicos globales, y la capacidad y voluntad para reunir y coordinar una respuesta global a las crisis» , pero que en nuestra realidad actual, se ha visto ineficiente y, en ocasiones, dudosa apostando por el unilateralismo y la polarización

Ante esto,pareciera entonces que las tendencias previas al COVID-19 se aceleran: el enfrentamiento entre el gigante asiático y Occidente se ha trasladado a un escenario en donde China decide cernirse sobre aquellas naciones que lo necesitan, en parte para limpiar su imagen pero también en busca de expandir su zona de influencia de la mano de una cooperación internacional y la diplomacia de las mascarillas, las cuales lo pueden posicionar en un lugar privilegiado en el mundo post-pandemia con vínculos comerciales fortalecidos y con una red de países respaldando su ideología e imagen y, en el mejor escenario para los chinos, su modelo económico y político.


Miriam A. Morales Nieva

Egresada de la Lic. en Relaciones Internacionales por la Facultad de Estudios Superiores Aragón. Especialidad en Política Exterior de México.

miriamangelicanieva@gmail.com

Publicado por CELAEI

Somos un Centro de Investigaciones Interdisciplinarias fundado en México, con vocación latinoamericanista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: