AMLO en el G-20: ¿Desempolvando la política exterior?

Sorpresivamente y contrario a la idea de que «la mejor política exterior es la política interior», el presidente Andrés Manuel López Obrador participó, el pasado jueves, en la Cumbre virtual de los líderes del G-20, donde el tema central fue la pandemia por Coronavirus (Covid-19) y las acciones concertadas para hacerle frente. Antes de esto, el mandatario mexicano había mostrado un completo desinterés por participar en foros multilaterales y tratar temas de la agenda global, incluso en el ámbito bilateral, ya que hasta ahora no ha realizado ninguna visita oficial a países aliados.

Ésta no fue la mejor forma de iniciar su actividad en materia de política exterior, ante un público virtual que tiene como único referente del presidente mexicano su desdén por los asuntos internacionales. La confianza y las alianzas estratégicas en este ámbito se construyen con la participación personal y activa de los mandatarios en las reuniones de alto nivel, no enviando representaciones.

Lo que a simple vista destaca en su discurso es su formalismo y rigidez, ya que el presidente no se salió de la línea trazada en las páginas que leyó ante los líderes del mundo, apegándose fielmente a la tradicional política exterior mexicana promotora del fraternalismo, el multilateralismo y la cooperación. Llama la atención porque el discurso no reflejó la personalidad del presidente que vemos todos los días en las mañaneras donde, además de arremeter todo el tiempo contra el neoliberalismo, se sale continuamente del guion, arremetiendo contra sus detractores y mencionando frases y chascarrillos que se convierten en la comidilla y blanco de crítica de sus opositores.

Este hecho por sí mismo puede estar corroborando la sospecha que expertos, analistas y académicos tenían desde hace tiempo: el presidente López Obrador no ejerce sus facultades en materia de política exterior simplemente porque no es un campo que comprenda y en el cual sea capaz de desenvolverse.

De ser este el caso, podemos especular que es nuevamente el Canciller Marcelo Ebrard quien estuvo detrás del discurso; lo que en primera instancia resulta positivo, ya que un mandatario que se dirige hacia el mundo necesita transmitir, ante todo, seriedad, congruencia y liderazgo. En este sentido, o se es un excelente orador o se debe atener a una línea discursiva previamente diseñada.

Por otro lado, es también un hecho lamentable porque México merece y necesita de una política exterior activa que sea utilizada como una herramienta prioritaria para la consecución de nuestros intereses nacionales. En consecuencia, necesitamos un mandatario diplomáticamente activo y propositivo, que esté presente en los foros multilaterales de primer orden para dar a conocer al mundo la posición y las propuestas que México tiene respecto a los principales temas de la agenda global.

Algo hay de cierto en la frase «la mejor política exterior es la política interior»: un país en crecimiento, seguro y con altos índices de desarrollo, bienestar y equidad, siempre proyectará hacia el exterior una imagen positiva y confiable. Sin embargo, no debemos olvidar que la política exterior también constituye una extensión de la política interna, es decir, un coadyuvante y facilitador del desarrollo económico y social interno, así como de los proyectos nacionales prioritarios.

El Covid-19 vuelve a poner en evidencia que existen retos que exigen de la solidaridad y la cooperación internacional para ser superados, aún en una coyuntura donde los nacionalismos y el aislacionismo vuelven a adquirir presencia a nivel global.

En este contexto, el presidente López Obrador debe comprender que México no puede aislarse del exterior y que, ante los retos y amenazas globales, la presencia en foros multilaterales y la cooperación son asuntos prioritarios para la seguridad y el desarrollo de nuestra nación.


César Salazar

Asesor político e internacional. Maestro por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México.

A %d blogueros les gusta esto: