La música como resistencia en el presente y el pasado

México y Puerto Rico tienen historias similares en cuanto a su conquista y colonización por parte de los españoles; sin embargo, en la actualidad cada uno de los territorios es muy diferente respecto del otro.

México es independiente desde 1821, luego de una guerra política y social para finalizar con el dominio español que duró aproximadamente 300 años. La independencia de México, prácticamente, le dio una autonomía total de la toma de decisiones dentro del país, tal como: Elecciones presidenciales, creación de normas jurídicas, derogación de las mismas, etcétera. Y aunque existe polémica alrededor de querernos denominar independientes cuando en la realidad dependemos, en un porcentaje considerable, de Estados Unidos y su política exterior, no es él quien toma las decisiones para los ciudadanos mexicanos.

Su diversidad, además, no solo se limita a los diferentes climas que existen a lo largo del territorio, sino que también coexiste una gran diversidad de culturas y realidades dentro del país. Es por esto, que a lo largo de la historia se han formado diferentes grupos sociales (con diferentes ideologías y necesidades) y los hechos que afectan a un sector pequeño de la población muchas de las ocasiones son olvidados o no se les da la importancia que merecen tener. Ya sea por apatía, porque las personas no se sienten identificadas con la lucha de otro; por falta de tiempo, pues un mexicano promedio que vive a prisa, tiene poco para informarse a fondo acerca de los sucesos que le rodean; o porque no le es beneficioso faltar a su trabajo para apoyar a algún movimiento; o simplemente porque le parece común que ciertos grupos salgan a las calles una y otra vez, sin que les den solución a sus demandas.

Esta parte de la población que no es escuchada o beneficiada por el Estado, suele encontrar un apoyo de algún otro grupo social que ayuda a su causa, ya sea alguna asociación o alguna persona importante dentro de una comunidad, como los artistas que usan su influencia para llegar a un objetivo político, histórico, cultural, etc., específico. Afortunadamente, muchos mexicanos se sienten empáticos y desean ayudar a los grupos más vulnerables de cualquier forma, aunque solo sea dando a conocer su realidad para dejar una marca en la historia y también, de esta forma, crear empatía en terceras personas, un instrumento muy importante a lo largo del tiempo ha sido la música.

México, al tener tanta diversidad de culturas y grupos sociales, cuenta con una enorme variedad de tipos musicales, pero los más tradicionales son la música norteña, mariachi, huapango, marimba… es imposible hacer una lista de todos los géneros que tiene México, pues existen subgéneros de los mismos, y cada entidad tiene un sonido particular. Para este texto, no obstante, quiero dar énfasis en tres géneros musicales, muy diferentes entre sí, pero que nos pueden ayudar a conocer la sociedad mexicana y su historia: el ska, que nació en los años 50, en Jamaica, y que se popularizó en México hasta los años 90, con ayuda de diferentes bandas como La maldita vecindad y los hijos del quinto patio, Panteon rococo, etc., con canciones de crítica social que mezclaban el ska con otros géneros; los corridos que son baladas que relatan la vida de los campesinos, e incluso, en la época de la Revolución, fueron muy populares por narrar la forma de vida de esos años a modo de historia personal que da el autor, al igual que la música ranchera. A lo largo del tiempo, los corridos fueron modificados para contar historias de narcotraficantes y de esta forma nace el narcocorrido, que igualmente es de importancia para conocer la realidad de un país y saber a qué personajes se les canta;  y finalmente, el rock mexicano de los años 80, y en especial a partir del terremoto de 1985, cuando aparecieron muchas bandas (Caifanes, La Castañeda, El Tri, Molotov…) que buscaron crear un sentimiento de pertenencia más allá de la imitación del rock estadounidense que se estaba desarrollando los años anteriores, mezclando el rock con otros géneros. También se abrieron nuevos espacios para éstas en telecomunicaciones y llegaron bandas de diversos subgéneros del resto de latinoamérica al país, donde obtuvieron gran popularidad.

El impacto que las letras de una canción tienen en la sociedad es enorme, pero no solo se reduce a éstas, las acciones e ideologías de los autores de ellas son muy importantes a la hora de las manifestaciones sociales y credibilidad del artista. Algunos, incluso, no necesitan hacer que su carrera musical esté caracterizada por el activismo, para ser considerados activistas o artistas que constantemente se vinculan a diferentes intereses sociales.

Recientemente se han visto diferentes luchas políticas y sociales alrededor de América Latina, donde la población toma las calles y paraliza la vida cotidiana para llegar a un bien común. En el caso de México, no se ha vivido un cambio tan drástico en los últimos años, pero constantemente se convoca a manifestaciones de diferentes grupos sociales para exigir alguna demanda o para conmemorar algún hecho pasado. Diego Dionisio Luna Alexander (mejor conocido como Diego Luna) es un actor y director mexicano que ha tenido una importante actividad en marchas sociales; por ejemplo, en agosto de 2019 apoyó a madres y padres de desaparecidos. En octubre de 2019, se pronunció en Twitter acerca de la violencia que se vivió en Culiacán, apoyó a feministas y ha intentado sensibilizar a la población con películas como Olvidados en la Frontera (que habla acerca de los niños migrantes que quedan atrapados en la frontera de Estados Unidos y México). Por otra parte, también un personaje sobresaliente en las luchas sociales ha sido Rubén Isaac Albarrán Ortega (conocido como Rubén Albarrán, vocalista de Café Tacvba) que desde hace años ha estado interesado en el cambio climático y en la defensa de los territorios de campesinos. En 2012 apoyó públicamente el movimiento del YoSoy132; en 2013, se unió a las manifestaciones contra las reformas estructurales del gobierno de Enrique Peña Nieto; ha participado en campañas de PETA; cambió su estilo de vida al veganismo y ha tenido muchas más participaciones a lo largo de los años. En julio del presente año, se presentó en el Senado de la república hablando sobre el “machismo tóxico”, dando un interesante saludo y reflexión:


Respetuosos y empáticos saludos, hijos de la chingada. Por favor, no se ofendan. No lo tomen personal… ¿Cómo podemos negar que nuestro padre fue violador, golpeador, drogadicto; nuestra madre la chingada, violada, golpeada y sumisa. Y nosotros los hijos de la chingada, los chicuarotes, los niños de la calle, niños sin sentir amor despreciando el calor de la sabiduría de nuestra vejada y menospreciada madre a manos de nuestro ausente lejano e indiferente padre?


Estos artistas no han tenido un gran apoyo de parte de los mexicanos y muchas de sus luchas quedan en el olvido o son vistas con burla. En este caso se le dio mayor relevancia a la apariencia de Rubén que a su discurso y varios usuarios de Twitter (incluso un senador del Partido Acción Nacional) hicieron comentarios de mal gusto acerca de la forma en que estaba vestido y de paso, descalificando por completo su participación: «Oh, bueno, Rubén Albarrán haciendo un homenaje al viejo estilo de los “pelos de elote”.» (@j1tten); el senador comentó:


Morena no se conforma con el circo que se monta todas las mañanas en Palacio Nacional, ahora se trajo estas payasadas al Senado. Ojalá algún día entiendan que gobiernan un país y que los problemas reales son la inseguridad, el desempleo y la economía.


Como era de esperarse, los comentarios contra el senador Julen Rementeria llegaron pronto y fue la diputada de Movimiento Nacional, Martha Tagle, quien le sugirió que terminara de ver la participación de Rubén Albarrán en el Senado, ya que al parecer se había escandalizado con el saludo y no habría entendido el propósito de éste.

La música ha tenido un gran poder dentro de la sociedad mexicana, dos ejemplos muy claros que esperan transmitir un sentimiento nacional son: Panteón Rococó (ska) y Molotov (rock) que a diferencia de los anteriores artistas, estos grupos musicales han tenido mayor popularidad y aceptación por sus letras de rebelión y que describen la vida cotidiana de un mexicano de clase media – baja, lo cual crea un sentimiento de pertenencia y orgullo en los mexicanos al ser reconocidos como una clase social que le dedica mucha parte de su vida al trabajo para llevar comida a su familia. En particular estos grupos no tienen actividad en manifestaciones o conflictos, pero casi siempre dan un apoyo moral para las personas que salen de sus casas para manifestarse y a través de su música mandan un mensaje de apoyo para estos grupos sociales.

Puerto Rico

Puerto Rico vive en una dependencia económica y política, con un crecimiento interno mínimo donde la mayor parte de la población se siente bajo una incertidumbre del futuro que Estados Unidos tienen para ellos, pues el Estado fue cedido a éste en 1898 con el Tratado de París (1898), que le dio fin a la guerra Hispano – Estadounidense; y aunque actualmente se le denomine Estado Libre Asociado de Puerto Rico, la mayor parte de sus ciudadanos no consideran ser un Estado sino una colonia.

La riqueza natural que tiene Puerto Rico, por su parte, se ha desperdiciado por el interés de terceros: hablamos de que hasta un 85 por ciento de los productos que se encuentran en este lugar son importados desde Estados Unidos, incluso cuando los puertorriqueños cuentan con tierras suficientes para mantenerse, lo que provoca que la mayoría de los boricuas no tengan una educación del trabajo ya que ni siquiera se les ha dado la oportunidad de poder trabajar sus tierras pues si lo intentaran serían saboteados por las grandes marcas estadounidenses. Como consecuencia se les ha condicionado a esperar programas sociales que les de una vida tranquila y sin el mayor esfuerzo posible, haciéndolos ver como una población de perezosos, que si se llegasen a salir de las órdenes de la potencia mundial serían reprimidos como la mayor parte de su historia nacional cuenta, de esta forma Estados Unidos logra mantener la subordinación de Puerto Rico bajo control: por medio del miedo.

Una forma de ejemplificar la subordinación de Puerto Rico, en este sentido, es observando que sus ciudadanos solo tienen un delegado en el congreso de Estados Unidos, quien no tiene voz ni voto en la toma de decisiones. Aunque tienen su propia constitución (que les da el derecho de poder elegir a su gobernador), están adheridos a los postulados de la constitución estadounidense por medio de una cláusula de supremacía. Después de una sentencia judicial dada en 2015, Puerto Rico está sujeto a la autoridad y poderes plenipotenciarios del congreso de Estados Unidos. Por supuesto, esta constitución está pensada para un país de primer mundo y las cláusulas no se adaptan de manera correcta a las necesidades del país del Caribe. Pero al ser una población tan pequeña se sienten intimidados por la máxima potencia mundial que es Estados Unidos, y es por esto que no han llegado a rebelarse contra su sistema político de manera importante.

Desde la danza hasta sus playas y calles, son una gran referencia de lo diferente que es respecto de otros países del continente, la idea de resistencia que es inculcada desde los primeros años de vida en la mayoría de los ciudadanos, da pie a ser un país que tiene su historia muy presente. Puerto Rico es un lugar donde la mayor parte de la población es marginada pero que mantiene el interés por crear un cambio verdadero. La búsqueda de una identidad como población ha llevado a los puertorriqueños a crear nuevas formas de libertad ante la obvia represión que viven. Esto para Estados Unidos ha significado una pelea constante pues después de tantos años no ha podido doblegar a los puertorriqueños y sus ideales independentistas.

A diferencia de Estados Unidos, Puerto Rico cuenta con una cultura mucho más enriquecida y llena de historia, principalmente en el campo de la música, que aunque lo más conocido de este país es el reggaetón, tienen géneros más representativos de su historia tal como: La Bomba, que tiene raíces de la cultura africana que llegó en el siglo XVIII; La Plena, con ritmos muy parecidos a los de La Bomba pero que canta hechos, protestas y manifestaciones importantes para el país o para el autor; y actualmente, la salsa (Willie Colón y Héctor Lavoe), el rap y el reggaetón, de los que hablaremos más adelante.

En este diminuto país caribeño, la ideología de sus artistas es de gran importancia para su reconocimiento dentro de la sociedad. Estos artistas tienen un sentimiento nacionalista desde pequeños ya que se les ha inculcado a lo largo del tiempo y se sienten muy orgullosos de ello. Para este caso quiero tomar como ejemplo el mayor cambio político que ha tenido Puerto Rico en los últimos años: la destitución de Ricardo Roselló del cargo de gobernador de Puerto Rico (2019), y de esta forma hablar de los cantantes que han dedicado su carrera a la crítica y de los que recientemente se han interesado en el poder social que tienen.

René Pérez Joglar, mejor conocido como Residente, es el ex vocalista de la banda Calle 13, una banda que formó con su medio hermano y su media hermana, que inició como un proyecto de reggaetón y que poco después, en 2009, sería censurada por su propio gobierno durante tres años por insultar al gobernador que despidió a más de 30,000 trabajadores públicos. Aún censurados, tuvieron un gran éxito en el resto del mundo. A partir de 2008 (con el álbum Los de atrás vienen conmigo), sus discos incluían canciones de carácter crítico, social y colaboraciones con artistas más grandes. A lo largo de su carrera, Residente (con Calle 13 y en solitario) ha dedicado tiraeras a diferentes grupos y personas, entre ellos, al FBI, con la canción Querido FBI, dedicada a Filiberto Ojeda Ríos (jefe del Ejército Popular Boricua, popularmente conocidos como Macheteros), que murió desangrado en 2005, después de varias horas herido a causa del uso de fuerza excesiva por parte de la policía estadounidense; pues el grupo armado era clasificado como una organización terrorista por promover la independencia de Puerto Rico. “Murió desangra’o, mi gente, que murió desangra’o, nunca arrodilla’o. Lo van a tener que enterrar para’o, con el machete al la’o”.

Recientemente, Residente tuvo un encuentro con Tempo (un rapero, reggaetonero y trapero) quien fue encarcelado durante 11 años por tráfico de drogas y posesión ilegal de armas, también era sospechoso de asesinatos, secuestros y robos. Tempo acusó a Residente de hipócrita después de sus declaraciones en las conferencias de Billboard Latin Music donde critica a los reggaetoneros actuales, cuando Residente (y Calle 13) tomó popularidad gracias al reggaetón.


Hoy en día los artistas tienen que salir con una colaboración del artista que sientan que está más pegado y no importa que no haga sentido. Y si escuchan el top five de los que está sonando en la radio, yo no puedo diferenciar quién es quién.


Sus palabras provocaron molestia en representantes del reggaetón, pero fue Tempo quien dio el paso para una serie de tiraeras entre él y René, dando como resultado las canciones: La Cátedra y Mis Disculpas. En estas tiraeras, Residente se defiende y da una rápida visión de lo que ha pasado en Puerto Rico y el mundo en el lapso en el que Tempo estuvo encerrado en prisión, así como demostrar lo virtuoso que puede llegar a ser en el género. Calle 13, también se caracterizó por canciones de apoyo social y esto mismo le dio popularidad en el mundo pues no temían a ser reprimidos de ninguna manera, resultado de esto, tuvieron canciones como: Pa’l Norte, Multi_Viral, El Aguante, Adentro, Gringo Latin Funk, entre muchas más. Estas canciones están caracterizadas por sus particulares letras, la crítica directa hacia personajes de la farándula estadounidense y los lujos innecesarios que pueden llegar a tener. La movilización social de Calle 13 que tuvo durante años y el hecho que la agrupación fue integrada por puertorriqueños comunes a cualquier otro, le brindó el poder para persuadir con sus ideas a grupos de personas y crear en ellos un punto de vista diferente al que es escuchado en medios de comunicación, la intención de mandar un mensaje diferente a su público, los colocó en una posición de credibilidad y respeto de parte del resto de artistas, y por supuesto, de parte de sus seguidores. Su desinterés por ser competencia para otros artistas o crear sonidos similares a los de ellos, marcó la historia de la música popular en Puerto Rico, creando una conciencia en la sociedad y dispersándose al resto de América poco después.

René ha recibido reconocimientos por su compromiso social, es imagen de muchas campañas de UNICEF y Amnistía Internacional, ha criticado en muchas ocasiones al gobierno puertorriqueño y estadounidense por obstaculizar la vida cotidiana en Puerto Rico. En 2015 recibió el premio Nobel Peace Summit Award por su compromiso en la promoción de la paz. Fue una pieza muy importante para la destitución de Ricardo Roselló, el pasado julio de 2019, pues es uno de los artistas más queridos y reconocidos de su país. Los llamados a las manifestaciones tuvieron gran impacto y fueron bienvenidas por la población puertorriqueña. El problema de Roselló inició cuando se filtraron chats de Telegram donde junto con parte de su gabinete se burlaban de la familia de Ricky Martin, de la comunidad LGBT, de los damnificados del huracán María, chistes sexistas y misóginos, burlas hacía activistas, etc., aunque Roselló salió a dar disculpas, los puertorriqueños no cedieron ante la disculpa y exigían la renuncia de Roselló.


[…] que nadie piense que esto es con ideales políticos, si aquí se mete un independentista y hace lo que Ricardo Roselló, lo bajamos también, esto se trata de respeto para la gente de Puerto Rico, no más na’, no piensen que por el chat, no. Están jodiendo desde hace años, este no es el primer gobierno que jode…


Por medio de redes sociales, René hizo llamados a todas las manifestaciones en Puerto Rico animando al pueblo, a más artistas puertorriqueños y productores musicales a salir por un cambio que desde años atrás necesitaban. Aliándose con otros artistas, entre ellos, Benito Antonio Martínez Ocasio (mejor conocido como Bad Bunny). Este cantante de trap, en los últimos años ha tenido una enorme popularidad en el mundo entero con colaboraciones que pudo conseguir gracias a su sello discográfico: Hear This Music, del que se separó en 2018, estando en la cima del éxito, ya que la música que estaba haciendo no lo representaba y el sello discográfico no lo dejaba hacer las canciones que él componía. Bad Bunny nunca antes había tenido participación en una manifestación de este tipo, ni por redes sociales ni en canciones, pero también fue muy importante para crear presión al gobernador Roselló y que influenció a mucha población para salir a las calles durante 11 días (13 de julio al 24 de julio) y de esta forma hacer renunciar al gobernador, incluso, paró su gira para darle cien por ciento de atención a las manifestaciones. Después del triunfo fue invitado a dar una plática en la universidad de Harvard por su inicio en el activismo de su país.

 Durante las manifestaciones y después de ellas, la música fue un elemento clave. El 17 de julio, Residente y Bad Bunny estrenaron una canción que va directamente hacia Roselló e invita a su renuncia recordando todos los malos actos que tuvo durante sus dos años de gobierno (Afilando los Cuchillos), de igual forma, esta canción ayudaría a que el problema interno fuera conocido por el resto del mundo, ya que por tener un territorio tan pequeño muchos de los problemas quedan aislados de la sociedad internacional. Afortunadamente para los puertorriqueños, Ricardo Roselló renunció a su puesto de gobernador gracias a toda la presión ejercida y la buena respuesta que tuvo de parte de la población.

Como podemos notar, la música, en especial la música de protesta, tiene una gran influencia en estos países de América, es una manera rápida para enterarse de los problemas y conflictos que está viviendo un país y por supuesto, es una manera de plasmar la historia, una historia que no cualquiera puede contar y que cuando es dada por grupos marginados o jóvenes que buscan dar a conocer su realidad, es mucho más enriquecedora. Me gusta creer que cada día hay más artistas que piensan como personas comunes, con necesidad de justicia y sensibles ante la injusticia ajena, que no se sienten intimidados ante la sociedad y los prejuicios que puedan existir en ella o que no se ven atraídos solo por el dinero y la farándula, en pocas palabras, que buscan ser recordados por sus ideologías y sus acciones de rebelión. La música de protesta, sin duda, me parece que es la que más merece ser valorada en los últimos tiempos, pues no solo significa un problema para el sistema político en turno, significa una constante guerra, sin armas, sin muertes pero con una importante trascendencia para la memoria del pueblo o nación y que le da una marca distintiva a cada lugar.

México, así como Puerto Rico, necesita de cambios en la manera de actuar, para que los conflictos, aunque sean mínimos, sean solucionados, no necesitamos que los mismos grupos de siempre sean los que salgan a las calles a exigir los derechos de todos, se necesita de una unión verdadera en la población, personas decididas a salir a las calles hasta que sus objetivos sean alcanzados. Así mismo, buscar que el representante que elegimos sea el que más interesado por una justicia esté y busque un bien común.


Angélica Guerrero

Egresada del Colegio de Ciencias y Humanidades. Estudiante de Relaciones Internacionales en la Universidad Nacional Autónoma de México. Interesada en los movimientos sociales del mundo y los cambios que traen consigo. Uno de mis objetivos es lograr que más personas puedan ver en lo común una palanca hacia una evolución de la ideología colectiva.

@angewa20

Publicado por CELAEI

Somos un Centro de Investigaciones Interdisciplinarias fundado en México, con vocación latinoamericanista.

A %d blogueros les gusta esto: